Se supo en las últimas horas de este martes 6 de abril que el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) decidió devolver a la familia Kirchner el manejo de Los Sauces SA, una inmobiliaria, la firma hotelera Hotesur SA y el condominio que administra los bienes de la sucesión del ex presidente Néstor Kirchner, al ponerle fin a la intervención judicial que recaía sobre estos bienes. 

Este conjunto de empresas, como propiedades, son parte de la investigación por lavado de dinero por la que fueron enviados a juicio oral la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus hijos.

Después de cuatro años, la familia Kirchner recuperó el manejo y explotación de sus empresas y propiedades. La semana pasada el abogado Carlos Beraldi reclamó ante el TOF 5 que finalicen de forma urgente, en un plazo de 60 días, las intervenciones judiciales ordenadas desde 2016 cuando se los investigó por operaciones de lavado de dinero.

En aquel entonces, con el avance de las intervenciones, Máximo Kirchner perdió el poder de administración del Condominio que nuclea los 26 inmuebles que recibió junto a su hermana, producto de la sucesión de Néstor Kirchner. Además, fueron desplazados del manejo de la inmobiliaria Los Sauces y la firma hotelera Hotesur. El dinero que ambas firman generaron estos años, fue derivado a una cuenta judicial.

El TOF 5 integrado por los jueces Daniel Obligado, Adrián Grunberg y Adriana Pallioti, firmaron una resolución de 40 páginas, a la que accedió el diario Clarín, en la que firmaron el cese a la intervención judicial de Los Sauces SA, Hotesur y el Condominio Máximo y Florencia Kirchner.