«Me enteré cuando salió y ahora no me queda mas remedio que dejar que entre todo el mundo», dijo el intendente Félix, en referencia al nuevo decreto de Suárez.

El intendente estaba preparando un plan para testear a todos los visitantes, pero lo suspendió por el decreto del gobernador Rodolfo Suarez que habilitó las reuniones familiares.

Emir Félix decidió esta tarde admitir el turismo interno, después de meses de haber mantenido «aislado» a su departamento mientras sólo autorizaba el ingreso de los trabajadores esenciales.

Sin embargo, aclaró que lo hizo por el decreto del gobernador Rodolfo Suarez, que habilitó las reuniones familiares en toda la provincia.

Félix dijo que debido a la decisión de Suarez, todos los visitantes van a poder argumentar que quieren ingresar al departamento para visitar a un familiar y el municipio no va a poder controlar esa situación.