La negociación entre el Gobierno y la ciudad de Buenos Aires están rotas. Esta pelea, con características eminentemente políticas, nos mete sin embargo al resto del país, en el ojo de las decisiones del gobierno nacional.

Así las cosas, el presidente Alberto Fernández prepara un DNU con restricciones fuertes, que incluyen -hasta el momento- una prohibición total para movilizarse entre las 23 y las 5.

Esta medida –entre otras- tendrá impacto directo en las 87 jurisdicciones nacionales que se encuentran “en rojo”, según se anunció. Entre ellas, está Mendoza.

El borrador que analiza el Presidente, que se daría a conocer en las próximas horas y podría entrar en vigencia el próximo sábado, En principio, las medidas tendrán impacto en los 87 distritos catalogados como de “alto riesgo” de contagio de COVID-19, en base a un semáforo epidemiológico que analiza el Ministerio de Salud de manera diaria. Es decir, es flexible. Hoy son 87 las zonas del país más afectadas, en su gran mayoría del AMBA, pero pueden sumarse o salir de la lista municipios con el correr de los días.

Las características de la discusión entre CABA y Nación, implican que la oposición saliera a respaldar a Horacio Rodríguez Larreta, con lo que el Presidente aplicaría sin más consultas, medidas muy duras para tratar de contener la evidente ola de contagios.

A estas horas, es un secreto a voces que se dispondrá el despliegue de las fuerzas de seguridad federales y de las provincias para hacer cumplir la restricción de circulación, la suspensión de los viajes de egresados, la reducción en el aforo a los restaurantes y la vuelta de los controles en el transporte público, disponible solo para personal esencial, incluidos alumnos y docentes porque las clases presenciales se mantienen.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, se refirió a las posibles medidas y adelantó: “Vamos a resistir en la medida en que sea totalmente irracional. De 23 a 6 va a destruir un montón de negocios. ¿Vas a seguir destruyendo restaurantes? Que lo hagan, pero la realidad es que la economía argentina no resiste más”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here