El Presidente dijo textualmente que «Vamos a disponer en distintos departamentos de 18 provincias medidas que suspendan la circulación en los próximos 14 días», sin entrar en mayores detalles.

Es decir que se infiere que la medida afectará a 18 provincias, aunque no en la totalidad de las mismas, sino sólo en determinadas jurisdicciones dentro de ellas (algunas ciudades, por ejemplo).

De todos modos, el Gobierno de Mendoza informó tras la aparición pública de Fernández, que no recibió ninguna información de la Casa Rosada sobre las restricciones de circulación, razón por la cual no están muy felices en el entorno de Rodolfo Suárez.

El mandatario nacional aseguró que en 18 departamentos de provincias del interior habrá un endurecimiento de la cuarentena y porteriormente agregó que se darían más detalles en los próximos días.

Aparentemente, estas declaraciones tomaron por sorpresa al Ejecutivo provincial, que en los últimos días flexibilizó la circulación, eliminando el régimen de salidas por DNI viernes, sábados y domingos; y habilitando también las reuniones familiares los fines de semana. Incluso se puso fecha a la llegada de vuelos al aeropuerto.

Los intendentes del Gran Mendoza especulan que sus territorios están dentro de las nuevas restricciones, cuyos alcances todavía son desconocidos, debido a que este oasis estuvo incluído en las observaciones que realizó Fernández durante la presentación de su informe.