Como era de esperar, la provincia cabecera de Argentina es el lugar que más contagios de COVID-19 desde el inicio de la pandemia de coronavirus.  De los poco más de 6.000 casos que tiene Argentina, cerca de 4.100 pertenecen a Buenos Aires, con una leve diferencia entre capital y provincia.  El resto está distribuido en las demás provincias argentinas, con altos índices en Córdoba, Chaco , Río Negro y Santa Fe y con provincias que no tiene casos, como Catamarca y Formosa.

En cuanto a Mendoza respecta, la provincia tiene 86 casos  de coronavirus y el dato más llamativo es que, por ejemplo, los casos en un sólo barrio de Buenos Aires, como es Recoleta, tiene 89 casos. Algo que, de alguna manera, advierte que un solo conglomerado un tanto reducido de Buenos Aires supera la cantidad de contagios que una provincia medianamente grande. Otro ejemplo es que la localidad de Flores tiene 111 casos, misma cantidad que toda la provincia de Neuquén.  Otro punto a analizar es que en el Barrio 31 (ex Villa 31) de Buenos Aires hay mas de 370 casos de coronavirus, superando por ejemplo a todos los contagios de la provincia de Córdoba.

Asimismo, los últimos datos dan otro panorama para concluir en que Buenos Aires es la capital nacional del contagio: de los nuevos 258 casos confirmados este domingo, 216 pertenecen a la capital del país.

Por último, el dato sobresaliente de este análisis es que sólo la Ciudad de Buenos Aires, sin contar los de provincia, tiene casi la misma cantidad de casos que hay en todo el resto del país desde el inicio de la pandemia.

Por este motivo, el gobierno nacional debe poner especial enfoque en el «ombligo de Argentina», y de esta manera,  Buenos Aires tendrá otras medidas a partir de esta nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio, un tanto diferentes al resto del país.

«El desafío va a ser reactivar actividades con un monitoreo estricto», dijo la titular de Acceso a la Salud de la nación Carla Vizzotti esta mañana en conferencia de prensa sobre las nuevas medidas para el país y Buenos Aires en particular.

Una nueva fase del aislamiento comienza hoy en el país y todo parece indicar que en los controles, sobre todo en la capital Argentina , estará la clave de las medidas para salir de esta situación de pandemia en Argentina.