El objetivo es ayudar a los adultos mayores que no tienen un familiar o que no pueden asistirlos.

En Tunuyán, el encargado de gestionar la iniciativa es el concejal Paulo González Trigo, quien definió los alcances de la iniciativa:

“Muchas veces los vemos haciendo las colas, o haciendo los tramites que son necesarios para su vida. Pero, sin duda, éste es el grupo de riesgo que se tiene que cuidar aún más que todos los demás. Se ha creado este programa para que puedan llamar por teléfono al 0800-800-COVID, opción 3, y a partir de ahí se comunica un asesor que le asigna un voluntario. Ese voluntario va a ir a la casa del adulto mayor, debidamente identificado, con una clave, con todas las garantías de seguridad”

González Trigo detalló que “esa persona va a ayudar al adulto mayor con ir a buscar una receta, a gestionar un trámite, a pagar una factura, traer un alimento o un medicamento. Pero, además, se ha puesto a disposición un grupo de asesores psicólogos para hablar simplemente. Sabiendo que están solitos, estos especialistas acompañan en u llamado, una charla; este proceso de tantos días de encierro que ha generado un aumento de cuadros de depresión

Según el concejal González Trigo, “lo hemos hablado con gente de la Iglesia Católica, y con algunas Evangelistas. Algo estaban haciendo ellos también, así que hemos coordinado esfuerzos para que, en este proceso, estemos todos juntos trabajando de la misma manera

Finalizó recordando que se encuentra vigente una ordenanza de Prioridad de Atención al Adulto Mayor que, establece la atención inmediata de las personas mayores. “Ahora mismo vemos que no se está respetando en todo el departamento. En las colas de pagos, de farmacias, etc., se ve el mismo cuadro”

No podemos tener una persona de 70 años haciendo una cola, media hora, una hora. En la mañana hace frio, y a los mayores les gusta salir muy temprano, y la verdad es que son imágenes que no queremos ver. Le pedimos a los comerciantes, mayor empatía y a los inspectores municipales que controlen y hagan cumplir esta ordenanza. Y a la sociedad que cuando ve esta situación, los dejen pasar. Tienen la misma prioridad que una embarazada. Entre todos tenemos que trabajar para que se cumpla

(Nota: Los adultos mayores que necesiten asistencia también pueden llamar a su iglesia)

Fuente: Canal 8