Así lo manifiestan diferentes analistas.

Con aumentos que golpean los bolsillos sin control, se conoció que la inflación podría superar el 50% anual en 2021, lo que tendría una fuerte incidencia en el avance de la pobreza y la indigencia, advirtieron analistas y estudios económicos consultados por una agencia de noticias nacional.

Esto se debe a la aceleración de precios que se viene registrando desde los últimos cuatro meses, advirtió un análisis del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

La inflación interanual de marzo se ubicó ya en torno al 41,3%, el nivel más alto al menos desde agosto del año pasado.

De acuerdo al índice de Pobreza de los Trabajadores (que elabora la Fundación Libertad y Progreso en base a fuentes oficiales), aumentó en enero 0,1% la cantidad de trabajadores que se han acercado a la línea de la pobreza respecto del mes anterior y se incrementó 8% en comparación con enero de 2020. De este modo, implica por ejemplo, que una familia con ingresos en torno a los 50.000 pesos perdiera 8,8% de poder de compra de la Canasta Básica Total respecto de enero de 2020 y 13,1% respecto a la Canasta Alimentaria.

De acuerdo a las especulaciones, ya no se trata de saber si la inflación alcanzará al 29% que es señalado por la autoridad económica, sino si se podrá evitar que vuelva a un nivel cercano al 53,8% registrado en 2019.