También pidieron «evitar el default» de la deuda externa.

La Asociación Empresaria Argentina (AEA), que reúne a los principales empresarios argentinos, reclamaron al Gobierno que aplique «acciones que posibiliten una vuelta ordenada al trabajo y la producción«, afectados por la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, y a la vez consideraron necesario «evitar el default» de la deuda externa.

«Desde la ciudadanía y el Gobierno de nuestro país hemos hecho un esfuerzo muy importante y exitoso para contener la propagación del coronavirus. Este logro tiene que consolidarse y para ello deben alentarse acciones que posibiliten una vuelta ordenada al trabajo y la producción, manteniendo las medidas de protección a los trabajadores, preservando la seguridad de las personas y el distanciamiento físico«, sostuvo AEA.

En un comunicado, la entidad que preside Jaime Campos consideró que el retorno a las actividades laborales «implica darle especial prioridad a mantener vivo el aparato productivo de nuestro país. Por este motivo, es imprescindible apoyar la red de empresas pequeñas, medianas y grandes que, en conjunto, constituyen cadenas de valor que hacen posible la producción, el empleo y generan exportaciones desde la Argentina«.

Según indicó la Unión Industrial Argentina en los últimos días, el 71% de las empresas del sector manufacturero se encuentran afectadas por la cuarentena y, dentro de ese grupo, un 64% están sin producir y un 71% registra caídas de ventas por encima del 60%.

Además, AEA (conformada por los empresarios más poderosos del país, entre los cuales se encuentran Paolo Rocca, Luis Pagani, Carlos Miguens y Alfredo Coto) consideró fundamental «evitar la ruptura en la cadena de pagos interna, así como la cesación de pagos externa o default».

Para los ejecutivos, el acceso al crédito internacional mejorará las perspectivas económicas, generará más empleo privado y favorecerá la realización de inversiones productivas.

El Gobierno ya tendría decidido que el aislamiento siga al menos hasta el 26 de mayo.

Según Ámbito, el Gobierno ya decidió extender la cuarentena al menos hasta el 26 de mayo, con el esquema de ir autorizando más actividades, pero teniendo como objetivo que no implique una masiva circulación de gente.

Operar online, como se sugiere, enfrenta serias dificultades en un mercado que no tiene experiencia en la materia. En ropa y artículos deportivos las ventas cayeron 77,4% anual según CAME. Un relevamiento de las ventas minoristas del mes pasado arroja que los rubros que permanecieron en cuarentena disminuyeron en promedio 75% incluso si se quita el promedio de neumáticas y repuestos, librerías y jugueterías, locales que tuvieron más locales abiertos, el desplome fue del 80%.

En donde no hay dudas es cuanto a mantener cerradas las escuelas. Algunos sugieren que las clases recién deberían reiniciarse de manera presencial en septiembre.

Esta hipótesis también incluye a las actividades vinculadas al sector. Tal es caso de los micros escolares, en su mayoría cuentapropistas que están desde marzo casi sin percibir ingresos. Igualmente, grave es la situación de los jardines maternales que no cuentan con subsidio estatal por no ser obligatorios.

Fuente: NA/ Télam/ Ámbito