Descubrió USD 2.600 millones de evasores argentinos fuera del país.

La Administración Federal de Ingresos Públicos descubrió que un pequeño grupo de contribuyentes oculta al fisco más de USD 2.600 millones en 950 cuentas radicadas fuera del país, gracias a un acuerdo de intercambio de información tributaria con los estados miembros de la OCDE.

A pesar de que la investigación esta todavia en etapas iniciales, los datos fueron publicados por BAE Negocios, un sitio especializado en actividad financiera; y desataron un nuevo escandalo. Fuentes oficiales dijeron a este diario que, en la lista de evasores «está todo el establishment»

Las cuentas descubiertas tienen un mínimo de un millón de dólares cada una y no fueron declaradas. De esos «contribuyentes», 700 no admitieron poseer activo alguno en el extranjero o, directamente, no presentaron liquidación de Bienes Personales como si no llegaran al mínimo para su pago.

Los inspectores de la Subdirección General de Fiscalización de la AFIP empezaron a evaluar antes de la cuarentena un paquete de información sobre cuentas financieras al que tenían acceso desde 2017, pero que la administración de Mauricio Macri había decidido no utilizar.

El objetivo era ampliar la base imponible del impuesto a los Bienes Personales, el único tributo vigente que grava la riqueza. Ahora, mientras una parte del oficialismo propone un tributo especial y por única vez para costear la lucha contra el Covid-19 y los efectos de la crisis económica que desató, el hallazgo se resignificó. Los dueños de las cuentas podrían quedar alcanzados y hasta pagar penalidades.

Solo en la primera etapa de trabajos para desencriptar y procesar las bases de datos recibidas, el organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont identificó 950 colocaciones financieras de argentinos con altos patrimonios que presentan saldos por más de USD1 millón y que no fueron declaradas por sus beneficiarios finales en las declaraciones juradas de Bienes Personales.

 

Fuente; BAE Negocios