En principio, se hablaba de 90 días como máximo.

El lapso entre las dos inyecciones de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V se puede extender hasta 180 días y seguirá siendo efectiva, según aseguró este viernes el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).

Fue un funcionario del RDIF, que comercializa el suero fuera de Rusia, quien hizo la afirmación en un comunicado luego de que algunos países decidieran ampliar la brecha entre la primera y la segunda dosis de la inmunización desarrollada en Moscú.

La Argentina fue uno de las naciones que aumentó la brecha de tiempo para asegurar que la mayor cantidad de personas posible reciba al menos una dosis.

Durante el mes de abril, Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya, que desarrolló la vacuna, había señalado que la brecha entre las inyecciones podría aumentarse hasta un máximo de 90 días desde los 21 previstos inicialmente. Ahora, anunciaron que la brecha entre las dos dosis se puede extender hasta 180 días y seguiría siendo efectiva contra el coronavirus.

El funcionario del RDIF citó los ensayos de Gamaleya que mostraban que las brechas más largas habían asegurado una mejor respuesta inmune, aunque no dio más detalles de los ensayos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here