«Yo sé cómo funciona la Justicia, y lo que estoy tratando es de mejorarla», dijo el Presidente en una entrevista radial.

El presidente Alberto Fernández consideró hoy que «hay que empezar a ordenar a la justicia federal» y adelantó que el domingo próximo, ante la Asamblea Legislativa, anunciará el envío de un proyecto de ley de reforma judicial porque «la justicia argentina necesita una revisión».

«Las cosas no están funcionando bien; hay que empezar a ordenar la Justicia Federal», declaró el Presidente, en diálogo con Radio 10, en el que remarcó que, como abogado, «siempre» estuvo «vinculado al derecho» y, por eso, sabe que «la justicia argentina necesita una revisión».

«Llegamos a un punto en donde las cosas no están funcionando bien y la justicia se aleja, en términos económicos, del resto de la Argentina», planteó Fernández, quien también se explayó respecto de la reforma de las jubilaciones de privilegio de los jueces, y recordó que «hoy un juez de la Corte cobra tres o cuatro veces más que el Presidente».

El mandatario aseveró que «hay que empezar a ordenar la Justicia Federal» porque «hay que arreglar eso y ver qué hacemos con los tribunales en la Ciudad»; una reforma que «le corresponde al Estado Nacional» y en la que -dijo- su gestión ya está «trabajando en un proyecto».

«Yo sé cómo funciona la Justicia, y lo que estoy tratando es de mejorarla», dijo Fernández, y agregó: «Le pido a los argentinos que entiendan que no tengo ningún problema con la Corte, y también que la inmensa mayoría de los jueces son probos y honestos», porque no se trata de meter a todos en la misma bolsa».

Fernández también dijo que revisarán «los pliegos de la gestión anterior porque, teniendo en cuenta cómo están funcionando las cosas, tenemos que ver quién es quién, y si estamos de acuerdo», respecto de la designación de jueces propuestos durante el macrismo.

«Le pido a la gente que esté confiada porque estamos en el camino correcto: no es fácil salir del desierto en el que ha quedado la Argentina, pero no tengo ninguna duda de que vamos a salir», finalizó el presidente.

En cuanto al tema de jubilaciones de privilegio, el jefe de Estado cuestionó el planteo opositor respecto del proyecto de ley para modificar las jubilaciones de privilegios, aseveró que no tiene «ningún interés en que los jueces renuncien y se vayan» y recordó que un juez de la Corte «gana tres o cuatro veces más que lo que gana el Presidente o un senador».

En diálogo con Radio 10, Fernández opinó que la oposición se manejó con una «desvergüenza asombrosa», luego de que ayer los diputados de Juntos por el Cambio se retiraran del recinto donde se debatía la ley en la Cámara de Diputados.

«Ayer escuchaba hablar a un diputado de la oposición y me preguntaba seriamente cuál es su honestidad intelectual por decir que uno promueve esta ley para vaciar la Justicia», cuando «sólo tiene el propósito de que las cosas se igualen un poco en Argentina», agregó el mandatario.

En este marco, Fernández insistió: «Yo no tengo ningún interés de que los jueces renuncien y se vayan, no induzco a nadie a jubilarse y ojalá los jueces dignos sigan trabajando y entendiendo que se tienen que hacer un aporte distinto a la Argentina».

«El país está pasando por un momento muy difícil, entonces esos regímenes son insoportables, simplemente desde la lógica, porque que haya jubilaciones promedio de 350 mil pesos, y otras que están cerca de los 700 mil es de un costo fiscal altísimo», puntualizó.

El Presidente también afirmó que convocaron a los miembros del Poder Judicial para debatir la ley, aunque encontraron «una resistencia muy grande», y agregó que el presidente del Consejo de la Magistratura le llevó una propuesta que incorporó (la de cambiar las edades jubilatorias), también para «tratar de darle certezas a algunas dudas que tenían».

Fuente: Telam

COMPARTIR