Continúan los reclamos.
Vecinos de diferentes barrios del departamento de Tunuyán manifiestan a diario, el malestar por la falta y el estado del agua potable.
En un fin de semana marcado por el aumento de las temperaturas, se conoció además la rotura de una bomba que suministra de agua a varias viviendas.
Ante la necesidad de la comunidad, el municipio debió atender los pedidos de los vecinos y brindó asistencia, entregando botellas de agua en un recorrido por diversos puntos.
Con un pronóstico poco alentador debido al calor, los reclamos continúan pero sin soluciones hasta el momento.