Fue durante este viernes.

Alberto Fernández anunció en videoconferencia con Vladimir Putin que la Argentina comenzará a producir la vacuna Sputnik V: “El domingo, si Dios quiere, un avión partirá de Moscú trayendo el principio activo para que empiece la producción en Argentina de inmediato. Con él vendrán vacunas para Argentina y también para Paraguay”, dijo el jefe de Estado. De la presentación también participó Marcelo Figueiras, presidente del laboratorio Richmond, que estará a cargo de la producción local de la inoculación rusa.

Alberto Fernández realizó un discurso muy elogioso para con el Instituto Gamaleya y Vladimir Putin, remarcando enfáticamente la ayuda que Rusia le brindó a la Argentina en el operativo de vacunación: “Los amigos se conocen en los momentos difíciles y el presidente de Rusia, el Instituto Gamaleya, estuvo al lado de los argentinos ayudándonos a conseguir las vacunas que el mundo no nos estaba dando”.

“Argentina ha sido el primer país en América Latina en aprobar la vacuna Sputnik y el segundo en el mundo. Estamos muy conformes con los logros que hemos alcanzado vacunando a nuestra gente con la vacuna salida de Gamaleya y financiada por el fondo soberano de la federación rusa. Millones de argentinos han visto preservar su vida gracias al desarrollo científico de Rusia en el que siempre confiamos”, agregó el mandatario.

Además, Fernández volvió a pedir por la liberación de las patentes para que los países más afectados por la pandemia puedan ser auxiliados: “En aquella primera reunión que tuvimos del G20 planteé la necesidad de que el mundo pudiera acceder a la vacuna como un bien global y que seamos capaces de llevar el auxilio de los países más desarrollados, y que podían acceder a la definición de la vacuna, trasladarlo a los países más necesitados, los de renta baja y media”.