El ministro de Economia de Mendoza dijo: “Yo no puedo decir cuándo desde Jefatura de Gabinete nos autorizarán a abrir comercios y servicios”. “La actividad en centros comerciales, y actividades que impliquen la aglomeración de personas, siguen prohibidas”.

En líneas generales las preguntas que se formularon a los ministros, giro sobre lo mismo: “Cuando?” y todas recibieron la misma respuesta, con distintos matices: “Tenemos que esperar la respuesta de la propuesta elevada a Nación, por el Gobernador Rodolfo Suarez”“, en tanto que recomendaron continuar con la modalidad de teletrabajo.

Los ministros de Gobierno, Víctor Ibáñez, y de Economía, Enrique Vaquié; informaron en este sentido que“por ahora, se habilitarán las actividades industriales, conforme a los protocolos que figuran en el decreto nacional N° 459, y que tanto comercios como restaurantes del Gran Mendoza deberán esperar hasta que el gobierno nacional autorice el pedido del gobernador para funcionar con el modo “take away”.

“todas las industrias de Mendoza podrán trabajar sin uso del transporte público, cada industria tiene que ver como traslada a sus trabajadores”.

El gobernador solicitó para el Gran Mendoza la actividad comercial, loterías y quinielas, servicio doméstico, mudanzas, y restaurantes. Dicha solicitud ha sido enviada a nación el pasado miércoles y conforme al decreto actual vamos a seguir esperando que se dé respuesta al pedido”, según el Ministro de Gobierno.

“La actividad en centros comerciales, y actividades que impliquen la aglomeración de personas siguen prohibidas”, agregó por su parte Vaquié.

 “Cerámicos, plásticos, químicos, bicicletas, neumáticos, están todos incluidos, pero deberán cumplir con los protocolos y no usar el transporte público”, comentó Vaquié.

“Quienes puedan continuar con la modalidad de teletrabajo, que lo hagan“, señaló, como pedido especial a los empresarios, y bajo el mismo criterio de evitar el uso masivo del transporte público.

Respecto de la actividad comercial, habrá que esperar que la Jefatura de Gabinete autorice cada uno de los pedidos de las provincias sobre las actividades que se quieren reactivar.

Ibáñez, por su parte, hizo referencia a la solicitud que hizo Suarez a la Nación el jueves pasado, después de acordarla con los intendentes, para que, entre otras cosas, el comercios y los restoranes pudieran funcionar en la modalidad de ” take away ” esta semana y directamente con locales abiertos a partir de la próxima.

Por los datos epidemiológicos y por el pedido que habíamos realizado, esperábamos una mayor tasa de transferencia de atribuciones a favor de los gobernadores“, afirmó el funcionario.

“Sigue vigente y rige el sistema de los números de documentos, y todas las medidas y actividades que se habían flexibilizado hasta el día de ayer”, dijo el funcionario.

Está claro que la propuesta de la mesa que conforman Suarez y los intendentes era otra. Pensaban que a partir de ahora la cuarentena iba a ser administrada plenamente por los gobernadores vía decreto provincial.

El DNU de Presidencia estableció que en las regiones que superen los 500 mil habitantes, los mandatarios solo pueden decidir excepciones al confinamiento siempre que exista un protocolo autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación. Como este lunes los protocolos solo se referían a la actividad industrial, el resto de las autorizaciones tendrá que esperar.

“Si no hubiere protocolo autorizado en el Anexo, las autoridades provinciales deberán requerir al Jefe de Gabinete de Ministros que dicte la excepción requerida, acompañando un protocolo de funcionamiento de la actividad que deberá aprobarse, previamente, por la autoridad sanitaria nacional”, especifica el decreto.