Será hasta el 16 de agosto.

El presidente Alberto Fernández firmará mañana el decreto de necesidad y urgencia y dejara por escrito que por los próximos 15 días quedan suspendidas las reuniones sociales en todo el país.

Lo que se busca con esta nueva medida es poder controlar los casos de coronavirus en el país ya que entienden que el riesgo de contagio aumenta es las reuniones sociales tanto en lugares permitidos y no autorizados.