La suba se debe principalmente a la demanda de China.

El asesor porcino Juan Uccelli elaboró un informe acerca de las exportaciones durante el primer bimestre del 2021 y los resultados son auspiciosos en relación al año pasado donde  los embarques aumentaron un 70%.

Se trata de un índice muy positivo tomando en consideración que el 2020 fue un buen año para las exportaciones porcinas, en las que se totalizaron unas 43.000 toneladas.

En este sentido, el referente  destacó muy positivamente estos resultados atentos a la corta trayectoria que tiene la industria exportadora de carne porcina nacional, que comenzó su camino en 2015 impulsado, principalmente, por la demanda rusa.

Se estima que Argentina exportó durante los dos primeros meses del 2021 entre 7.000 y 7.500 toneladas de carne a diferentes mercados del mundo. Casi un 70% de lo exportado durante el primer bimestre fue destinado a China, seguido por Hong Kong y Rusia, con un 10% respectivamente y el restante repartido en otros mercados.

La intención de los exportadores y Cancillería es poder abrir nuevos mercados para bajar la importante incidencia que tiene China en las exportaciones, para diversificar y poder disminuir la alta dependencia.

Recientemente se abrió el mercado de Emiratos Árabes, destino al cual los embarques de carne de cerdo serían reducidos pero simbolizarían un avance en la diversificación de los mercados. El país del medio oriente está ampliamente satisfecho por España, Alemania, Dinamarca, Brasil y Estados Unidos, pero Argentina tendría la oportunidad de destinar una cantidad de carne de cerdo aunque sea reducida.

Actualmente se está trabajando en la apertura del mercado de Singapur y Vietnam, que son grandes compradores de carne de cerdo y están atravesados por las consecuencias de la Peste Porcina Africana, por lo que podrían ser una buena alternativa para dividir la importante participación de China en las exportaciones.

En Argentina, las personas consumen por año un promedio de 20 kilos de carne de cerdo.