Fue luego de 8 años.
El mercado con ese país estaba cerrado desde 2013 y se pudo destrabar gracias al trabajo en conjunto del Organismo y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Después de 8 años, con la apertura de este mercado, el país vecino recibirá una carga compuesta por 1231 cajas de cola de langostino congelado, 14 de langostino entero congelado y 84 de langostino pelado devenado. El peso neto total del envío es de 23.306 kilogramos.

En referencia a esta operación, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, expresó que “son muy importantes los avances en la agenda bilateral de apertura de mercados e intercambio entre ambos países, que incluye el acuerdo para la comercialización de langostinos, uno de los temas históricos que nos propusimos a comienzos del 2020, sobre la base de la confianza y seriedad de los trabajos de los servicios sanitarios de ambos países”.

La empresa Buena Proa, fue la firma que realizó este primer embarque. Uno de sus directores, Mariano Ritrivi, señaló que “el mercado de Brasil para los productos derivados del langostino es muy importante. Apenas nos enteramos de las gestiones que estaba haciendo el Ministerio y la Embajada, desde el momento en que se anunció la reapertura, contactamos a los clientes, trabajamos rápidamente y pudimos certificar nuestro primer embarque”.