Es un tubo transparente que se coloca sobre los hombros y permite una mejor respiración, vista y hasta mejora la experiencia social al poder verse el rostro completo.

El tubo es una herramienta que puede mejorar la calidad de la persona y a la vez protegerla del COVID-19. Fue creado por el abogado y emprendedor Pablo Bogdan y es tendencia en todo el mundo.

El inventor estuvo en diálogo con “A Media Mañana”, emitido por Canal 8 y comentó: “Lo que quería era respirar bien y mostrar la cara porque los seres humanos somos sociables y veía que, además, la gente no está entrenada para usar el barbijo, no conoce los riesgos de acomodarlo o usarlo mal”, explicó en relación al origen de su innovadora propuesta.

“Me llamó mucho la atención, que al principio de la pandemia se hablaba de los “toques involuntarios” que es un hábito que tenemos, donde un estudio dio a conocer que nos tocamos la cara unas 23 veces por hora, más de 500 veces por día y es algo a lo que estamos acostumbrados y de un día para otro decirle a la gente que tiene que usar barbijo y no tocarse la cara, por más que uno quiera no hacerlo, es involuntario”, resaltó.

Tras estas inquietudes nace el “Tubo Respira Bien”, “hice muchas pruebas y terminé eligiendo el material más económica y sanitizable que no cambia de color, que es el plástico PET que es el mismo de las botellas de gaseosas”, comentó. Además manifestó que “básicamente lo que hace el tubo es proteger la nariz, ojos, boca. Con el tubo uno está cómodo y puede acercarse a las personas porque es un tubo impenetrable. Y en el caso de que una persona estuviera contagiada, todas las microgotas quedan en el tubo”.

Asesorado por diferentes especialistas, con resultados positivos el tubo ya es tendencia a nivel mundial. “Hay que concientizar a las personas con esto de los toques involuntarios porque es muy difícil. La idea del tubo es que se pueda usar en ambientes climatizados con un distanciamiento menor a lo de los establecidos. El tubo reduce al máximo los toques involuntarios y concientiza sobre los cuidados de sanitización. Vienen de diferentes talles, para grandes y chicos y son súper fáciles de colocar”.