El gran movimiento de gente que se vio durante el fin de semana en las calles de los principales centros urbanos de la región indica que los datos que aportan los comerciantes son reales. Varios de ellos aseveran que hubo un marcado repunte en las ventas durante los últimos días.

En un contexto poco favorable en el que se encuentra el país, la provincia y la región en plena pandemia, el Día de la Madre prometía llevar algo de alivio al sector del comercio en general y  a los gastronómicos. Y así lo manifiestan muchos de ellos, en un sondeo de este medio en varios comercios céntricos.

Tunuyán  por ejemplo, el lugar con más comercios de los cascos céntricos del Valle de Uco, mostró mucha circulación de gente durante los días jueves, viernes y sábado y todo apuntaba a que las cifras en las ventas de tiendas, zapaterías, regalarías y bazar  iban a ser consistentes, al menos para traer un poco de “alivio económico” en plena época de crisis y de escaso movimiento de caja en los negocios dedicados a estos rubros.

Por otra parte, los comercios gastronómicos también tuvieron sus beneficios, ya que la ocupación (si bien reducida por los protocolos en cantidad de comensales) estuvo casi al tope. Los que más acapararon la atención  cantidad de clientes para la celebración del Día de la Madre fueron los restaurantes de bodegas, beneficiados claramente por los amplios espacios al aire libre que la mayoría posee, lo que derivó en que, con la separación correspondiente de las mesas, pudieran atender a más comensales de lo que puede atender un restaurante en otro lugar. Así y todo, en general todos los comercios gastronómicos que abrieron en esta fecha tuvieron buenas ventas, comparando éstas a las de fin de semanas anteriores desde el inicio de la pandemia.

“Gracias a Dios, las ventas estuvieron muy bien. Hemos podido levantarnos un poco después de todo esto. Esta es una fecha puntual en la que por suerte se vendió muy bien”, apunta  Celeste, comerciante de un conocido bazar ubicado en calle Pellegrini de Tunuyán. “En nuestro caso, el tema de lo que eligió la gente para regalar ha sido variado y en general las ventas han sido buenas”, culminó.

Por otra parte, Mario, otro conocido tunuyanino que se dedica al rubro zapatería en su legendario local de 70 años de trayectoria, asegura que, a diferencia de otros departamentos y zonas de Mendoza, “el Valle de Uco está un poco mejor en lo económico . En esta fecha se ha movido (el comercio). Todos saben que la gente salió a la calle a comprar y que hubo un poco más de plata. Gracias a Dios vivimos en una zona que no condice en ciertos aspectos con el resto del país y la provincia. Nosotros tenemos una economía u poquito, solo un poquito, mejor que otras zonas y eso nos da cierta ventaja para poder trabajar mejor y desarrollar más el comercio.  Sin embargo, esto no alcanza. Los gastos son inmensos , los precios son terribles y no hay mercadería porque Buenos Aires, al no trabajar, no entrega”. En cuanto al movimiento en sí en general . el hombre asevera: “trabajamos un día un poco mejor o mucho y otros día nada. Si bien estoy conforme con lo que hemos hecho (este fin de semana), porque el día de la madre vendemos y bien, todo el resto de la semana no hacemos nada. Entonces esto no termina de compensar”.

Lo cierto, es que si bien es solo un momento de buenas ventas el  que se ha tenido el pasado fin de semana en los comercios de la región, al menos fue y es un aire que pueden tomar muchos de ellos en medio de una profunda crisis dada por el creciente aumento del dólar en el país y la pandemia que pega fuerte en estos días en la provincia y en el Valle de Uco.