Con el regreso de las clases, volvieron a la actividad.

Tras el retorno de las clases presenciales, volvieron a transitar las calles del Valle de Uco, los vehículos que se encargan del trasporte escolar.

Los propietarios, comentaron, “afortunadamente volvieron las clases y tenemos la oportunidad de volver a trabajar, estuvimos un años prácticamente sin poder hacerlo”.

Debido a las clases con modalidad virtual, la actividad se vio afectada, “el Gobierno nos permitió trabajar llevando personal a las fincas,  a las bodegas. Fue muy poco lo que pudimos hacer, porque no estamos identificados para ese rubro. Hemos tenido que reinventarnos en ese caso. Hoy tenemos la posibilidad de volver a nuestra actividad”, dijo Pablo Aznar.

“Trabajar en lo que nosotros amamos es único”, manifestaron por otro lado.

En cuanto al protocolo impuesto para el transporte, cada estudiante  se encontrará al ingresar al vehículo , con el personal encargado de la correcta desinfección de manos. Todos deben llevar el barbijo correctamente colocado y no pueden bajarlo en todo el viaje. Además, no pueden consumir alimentos adentro del transporte.