Se busca evitar contagios.

Aún aguardando la confirmación de las fechas de las próximas elecciones, ya se piensa en las medidas a tomar en los comicios, en el marco de la pandemia.

En un trabajo conjunto, el Gobierno nacional y la Cámara Nacional Electoral elaboran un protocolo sanitario contra el COVID que regirá durante las próximas elecciones y que será girado al Ministerio de Salud para su aprobación definitiva, informaron hoy fuentes oficiales.

Se buscarán más escuelas y mayor ventilación. El protocolo apunta ampliar de 14.429 a unos 19.000 establecimientos habilitados para votar y a limitar el número de mesas en cada centro de votación para evitar las aglomeraciones de público.

“Se mantendrá la misma cantidad de mesas y los 350 electores por cada una de ellas, pero con más lugares de votación, que podrán ser escuelas, clubes o municipalidades”, manifestó un vocero del Ministerio del Interior.

Algunos detalles del protocolo. Se priorizarán los establecimientos que cuenten con espacios abiertos en la planta baja y muestren mejores condiciones de ventilación; a la vez que se limitará el ingreso de acompañantes a situaciones indispensables o de fuerza mayor.

También, se habilitará la organización de una fila fuera del establecimiento para que los electores esperen su turno para ingresar.

Habrá prioridad, será para los mayores de 60 años de edad entre las 8.30 y la 10.30 y se mantendrá el horario de votación entre las 8 y las 18. En caso de que a la hora del cierre hubiera electores en la fila fuera del establecimiento, el delegado judicial les entregará un número para certificar que a esa hora estaban para votar y les permitirá el ingreso fuera del horario establecido, añadieron los informantes.

Se distribuirán 500 mil barbijos para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ​(PASO) y otros tantos para la elección general, destinados a las autoridades de mesa y miembros del Comando Electoral.

Se implementará junto con el Ministerio de Salud un kit sanitario compuesto por cuatro barbijos y una solución sanitizante que se repartirá entre todas las autoridades de mesa.

Una vez en la mesa, ni la constancia de emisión del sufragio, ni el DNI serán entregados en mano al elector, sino que la autoridad de mesa la dejará sobre la mesa de donde será recogida por el elector.