Mendoza será la primera provincia en garantizarlo con un protocolo pensado para resguardar la salud.

Desde el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes se elaboró un protocolo general de actuación para el retorno de las terapias presenciales en los centros terapéuticos de atención a personas con discapacidad. El documento, en el que se ha trabajado desde mayo, tiene como finalidad brindar, a quienes lo necesiten, la posibilidad de asistir a los espacios de contención, educación, rehabilitación y recreación a los que estaban habituados.

Además se incluye a transportistas institucionales, es decir aquellos que movilizan a las personas con discapacidad desde sus casas hasta la institución.

Al respecto Gabriela Juárez, directora de Atención a las Personas con Discapacidad, manifestó: “El protocolo se encuentra enmarcarlo en una situación de emergencia sanitaria, por una pandemia mundial y tenemos que regirnos por las normativas nacionales, por eso se está generando una normativa provincial que considere la postura de todos los interesados”.

La iniciativa, motivada por inquietudes de padres de personas con discapacidad, es la primera actividad que no presenta protocolo elaborado por los prestadores del servicio, sino que resulta de la elaboración exclusiva del Ministerio.

La evolución de la situación de emergencia de salud pública ocasionada por la COVID-19, y la necesidad de establecer el aislamiento social, preventivo y obligatorio había llevado a que el Sistema Único de Prestaciones Básicas a favor de las Personas con Discapacidad, decidiera suspender, por criterios epidemiológicos, las prestaciones bajo modalidad presencial. De manera tal que los abordajes, hasta ahora se han realizado mediante la teleasistencia, teletrabajo y diversas modalidades no presenciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here