Como consecuencia de la pandemia.

En todos los momentos del año y en todas las circunstancias, más aún durante la pandemia por el coronavirus, para obtener sangre se depende siempre de los donantes,  voluntarios, responsables y anónimos.

A diario, hay cientos de pacientes en los hospitales que necesitan de una transfusión para mejorar su salud, o incluso salvar su vida. Oscar Barcaglioni, Jefe de Hemoterapia Hospital Scaravelli, dialogó con Canal 8, “se disminuyeron las cirugías, y también la cantidad de donantes. Siempre se busca tener donantes. Con el tiempo se está tratando de tener donantes voluntarios”, manifestó.

Por esta situación, para aquellos pacientes que necesiten, “como no van los voluntarios, se trata de que los amigos o familiares vayan a donar sangre”.

Además, agregaron, “cuando empezó la pandemia cayó hasta un 80% la cantidad de donantes. Actualmente es muy poca la cantidad de donantes que asisten al hospital. Pero esto es de toda la provincia, se han realizado campañas, pero desgraciadamente a veces se han tenido que suspender por la baja cantidad de personas que van a donar”.

Pese a esto, “con la disminución tan abrupta, no alcanza. Se hacen campañas continuamente”, agregó Barcaglioni.  “Generalmente nosotros a través del tiempo hemos hecho un promedio, en épocas normales teníamos cerca de 30 unidades de sangre. Últimamente ha disminuido notablemente. Es un acto voluntario, no hace mal”, reflexionó.

 Entre los requisitos para los donantes, se solicita:

-No haber tenido tos, fiebre o dolor de garganta en los últimos 14 días.

-Si tuviste COVID-19 deberás esperar 28 días desde el alta médica para donar sangre.

-Si tuviste contacto estrecho, se puede donar 14 días después de ser contacto.

-No haber viajado en el último mes al exterior

-No haber estado con un caso sospechoso en el último mes, ni con personas infectadas en los últimos tres meses

A la hora de ir a donar sangre:

Tener entre 18 y 65 años.

Pesar más de 50 kg.

Asistir desayunado.

Concurrir con DNI.

Gozar de buena salud.

Si te hiciste tatuajes, perforaciones o cirugías podés donar sangre habiendo pasado un año.