El Presidente está muy disgustado con el Banco Central, ANSES y el gremio de los bancarios.

Molesto por las imágenes que mostraba la televisión de todo el país, el Presidente habló hoy con Pesce (BCRA) y Vanoli (ANSES), y les exigió una solución inmediata al problema.

El Presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se refirió a la aglomeración de personas que hoy se produjo con la apertura de las sucursales bancarias y admitió que fue un fracaso”durante una entrevista con Radio La Red de Buenos Aires.

«El 70% de las personas que fueron a cobrar hoy tienen una tarjeta de débito. Venimos insistiendo hace rato que hay 35 mil bocas de las cuales se puede retirar dinero sin tener que asistir a las entidades bancarias. No hemos tenido éxito y la gente decidió ir a retirar dinero en la sucursal bancaria», señaló Pesce.

El presidente del Banco Central espera que no se repita la misma situación el próximo lunes en el que tendrán que cobrar 600 mil personas. Lo mismo sucederá el martes con la misma cantidad de gente.

«Teníamos también un rezago de personas que no habían cobrado por cajero electrónico y concurrieron hoy a las sucursales. Esas personas no las vamos a tener el lunes que viene y esperamos que durante el sábado y el domingo parte de los que tienen que cobrar el ingreso familiar extraordinario el lunes, lo hagan durante el fin de semana», sostuvo.

Además, se comprometió a ubicar baños químicos y a tener una mayor logística para que no se repita lo sucedido durante el transcurso de esta mañana (Habra que esperar a ver qué pasa en Valle de Uco)

El Gobierno presionaba esta tarde para que el Banco Central obligue a las entidades bancarias a que abran todas sus sucursales. Algunos bancos sólo destinan unas pocas sucursales a la atención de los jubilados. De concretarse esta decision, se dispondria de unas 6500 sucursales mas en todo el pais.

Prensa acreditada en Casa de Gobierno cuenta que, desde la mirada presidencial, frente al escándalo de miles de jubilados pasando frío y haciendo cola para cobrar, Alejandro Vanoli es el mayor responsable político y administrativo. Ya se sabía que más de 11 millones de personas se habían inscripto para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) hizo muy poco para resolver una crisis que estaba anunciada.