Están previendo que muchas personas no van a poder pagar las refinanciaciones y otros gastos.

Aumentaron el puntaje crediticio y el sueldo mínimo para dar un plástico. Se calcula que tendrán una tasa de morosidad muy alta y que muchas personas no podrán afrontar el pago de las dos refinanciaciones de las tarjetas de crédito (la de abril y la de septiembre, con tres meses de gracia), más el crédito a tasa cero, más los consumos habituales del mes de la tarjeta.

Como medida, se comenzó a poner más cuidado a la hora de otorgar una tarjeta y están poniendo la lupa sobre los empleados, autónomos y monotributistas de rubros afectados por la pandemia, subiéndole el “score crediticio” de 700 a 900 puntos antes de darle una tarjeta de crédito.

Por otro lado, para aquellos que ya tengan el plástico y no pagan el mínimo, se le bloquea la tarjeta hasta que lo pague, pero si demora más de 30 días en hacerlo, igualmente se lo da de baja del producto tarjeta.

De este modo, el área de Riesgo de las entidades se pelea con la Comercial, porque los primeros quieren duplicar los límites de sueldo para dar una tarjeta, mientras que los comerciales se oponen “porque si no, no le vendemos una tarjeta a nadie”, pero son conscientes que por el sólo efecto de la inflación deben actualizar los límites de ingresos mínimos.

Así, elevarán de $ 20.000 a $ 35.000, según admitieron en un banco extranjero. Pero donde no están actualizando es en los límites de compra, donde hay bancos que incluso lo están bajando a la mitad para el segmento de los afectados por la pandemia.

En otros bancos directamente duplicaron el límite de sueldo neto para dar una tarjeta a un empleado en relación de dependencia: de $ 25.000 en enero pasado a $ 50.000 ahora, y que no tenga deuda de tarjeta con otro banco.

O sea, si la persona refinanció una deuda de $ 30.000 por el plan del Gobierno y está al día con esos pagos y todo, debe ganar más de $ 80.000 en mano para que le den una tarjeta, porque la cuenta siempre debe dar $ 50.000 sin deuda alguna.

Sin embargo, en algunos bancos  hay más flexibilidad. En el Nación comentaron que sólo es necesario un salario mínimo vital y móvil para acceder a una tarjeta, y en el caso de los jubilados sólo medio salario: “Lo hicimos así por el tipo de perfil que tenemos y para que se actualice según el nivel salarial”, explicaron.

 

Fuente: El Cronista