Desde mañana atenderán exclusivamente el pago a jubilados y beneficiarios de asignaciones de la seguridad social.

No serán atendidas otras problemáticas.

Luego de la reunión de los presidentes del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y del Banco Nación, Miguel Pesce y Eduardo Hecker, respectivamente, y el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo se había acordado abrir al público las sucursales los próximos viernes 3, lunes 6 y martes 7 para que los jubilados, especialmente lo que no tienen tarjeta de débito, puedan cobrar sus haberes.

«Las sucursales sólo se abrirán para pagar los beneficios de la seguridad social, además de realizar tareas internas ya previstas, y que se venían realizando», informó el gremio en un comunicado.

Durante los días de apertura, las sucursales admitirán a las personas en su interior con las distancias de seguridad correspondientes, de modo que las filas se deberán hacer fuera de la entidad.

Sin embargo, se insistió en que solo se atenderá “prioritariamente, a jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones de ANSES que no dispongan de tarjeta”.

El resto de usuarios deberá hacer sus trámites o extracciones en los cajeros automáticos, o por home banking.

Se recomienda a la población atender a la necesidad de no saturar las entidades bancarias, dando prioridad siempre a las personas mayores o desvalidas. También se insiste en cuidar el factor climático, considerando que se prevé para estos días, una baja considerable de las temperaturas, sobre todo en las primeras horas del día.