El jefe de patrulleros del Cerro Catedral murió por una avalancha

El accidente ocurrió este lunes cerca de las 8:30 en el sector norte del cerro, mientras el centro de esquí –que reabrió sus puertas la última semana con estrictos protocolos sanitarios y sólo para residentes– permanecía cerrado para la realización de detonaciones controladas que se realizan para prevenir, precisamente, desmoronamientos naturales por la gran cantidad de nieve acumulada en los últimos días.

Mario Ruiz, el jefe de patrulleros del Cerro Catedral que falleció esta mañana como consecuencia de una avalancha, tenía 50 años y había dedicado más de la mitad de su vida a trabajar en el control de la nieve; sobre todo en la alta montaña. Con 30 años de trayectoria, era uno de los profesionales más experimentados y toda la ciudad de Bariloche quedó conmocionada por su pérdida.

El turismo en el Cerro Catedral quedó reservado a los lugares por la pandemia de coronavirus

Mientras los patrulleros se trasladaban de un sector a otro para continuar con las tareas de prevención, se produjo una avalancha de placa cerca del camino conocido como Intermedia y la nieve se desplazó formando un cono hasta cercanías del camino ABC Norte. Ahí fue donde quedó atrapado Ruiz y otro de los patrulleros, que finalmente fue rescatado y está fuera de peligro.

A pesar de las tareas de reanimación, Ruiz no pudo sobreponerse a las graves heridas y falleció en el Hospital San Carlos, adonde había sido trasladado de urgencia. Sufrió un paro cardiorrespiratorio y falleció cerca de las 11 de la mañana.

Nacido en pleno corazón de Bariloche, en las calles Brown y Beschtedt, su vocación por trabajar al servicio de la comunidad comenzó desde chico. Arrancó con tan solo 18 años, paleando plataformas en la nieve, hasta convertirse en el principal guardián de la montaña más emblemática de la ciudad. Desde hacía 9 años se desempeñaba en el Cerro Catedral.