La joven música realizó un recorrido por la carrera de Raimundo González.

Durante el día de ayer, el fallecimiento del gran Raimundo “Chimica” González, conmocionó al mundo de la música y a toda la comunidad del Valle de Uco. El hombre de la música, siempre será recordado por su sensibilidad y poesía de cada canción.

Betiana Abraham, artista local conoce en detalle la extensa carrera de “Chimica”, su admiración por él, la llevó a dedicarle un trabajo exclusivo a la obra del cantor cuyano.

“Chimica ha sido una persona que ha dejado un legado increíble, enorme. Se encargó de difundir el amor por la música cuyana, para mí es un referente y compartí uno de los momentos con el más importante, cuando me recibí”.

“Mi tesis habló de todo su trabajo y parte de su obra, contó Betiana en diálogo con “A Media Mañana”, “él estaba muy contento, muy agradecido pero en realidad la agradecida era yo. El me abrió las puertas de su casa y estuvimos horas hablando de su carrera”, relató.

“Tenemos un dolor muy grande los músicos del Valle de Uco”, agregó tras su partida.

“Tenía la capacidad de empatía, de ponerse en el lugar del otro para escribir sus canciones y desde ahí podía sentir y escribir. Es una cosa tremenda, increíble”, dijo.

“Siempre con ese corazón, con toda la emoción que él le ponía a sus canciones, todos los vamos a recordar con la sonrisa que llevaba a todos lados”, así lo recuerda.

“Lo voy a llevar siempre en mi corazón. El vive en cada uno de nosotros, en cada una de sus canciones”, finalizó diciendo Betiana.