La primera en ser inmunizada con las dosis que llegaron desde Buenos Aires fue una enfermera de terapia intensiva en la ciudad oriental de Santa Cruz.

Bolivia inició la vacunación contra el coronavirus con la aplicación de la Sputnik V, parte del lote que llegó a La Paz desde Buenos Aires, y la primera en ser inmunizada fue una enfermera de terapia intensiva en la ciudad oriental de Santa Cruz en un acto que contó con la presencia del presidente Luis Arce.

Al respecto, “me siento bien, emocionada y a la vez un poco nerviosa, pero positiva”, dijo la enfermera Sandra Ríos del Hospital Japonés tras ser inoculada con la vacuna rusa, parte de un primer cargamento de 20.000 dosis que arribó ayer y que formó parte del vuelo de Aerolíneas Argentinas que trajo el fármaco desde Moscú.

El inicio de la vacunación fue transmitido por la televisión estatal, Arce estuvo de pie al lado de Ríos mientras ella recibía la vacuna, tras un trámite en el que dejó constancia de su aceptación voluntaria y el compromiso de recibir en 21 días una segunda dosis.

Por su parte, el presidente boliviano manifestó durante el acto de aplicación de las primeras dosis que ahora “hay luz al final del túnel” y que la vacunación se convierte en la “solución estructural” a la pandemia y que “ya no es un aguante o es una resistencia”.