El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participó de un nuevo acto contra el Congreso y la Corte Suprema en el que se registraron agresiones a periodistas y fotógrafos presentes.

En un discurso improvisado dirigido a los miles de simpatizantes concentrados ayer frente al Palacio presidencial de Planalto, Bolsonaro aseguró que las Fuerzas Armadas y el pueblo están del lado de su gobierno y que hará cumplir la Constitución «a cualquier precio».

El mandatario aprovechó la ocasión para volver a atacar a los gobernadores que insisten en continuar con el aislamiento social en el país.

Bolsonaro reiteró su discurso contrario al confinamiento mientras se dispara el número de casos de coronavirus en el país: «La destrucción de los empleos por parte de algunos gobernadores es irresponsable e inadmisible. Vamos a pagarlo caro en el futuro«, aseguró. En Brasil, las medidas de aislamiento social son competencia de los gobernadores estatales que las imponen localmente, de forma más o menos estricta.

«El pueblo está con nosotros, y el ejército está del lado de la ley, del orden, de la libertad y de la democracia«, afirmó. Bolsonaro se conformó con un breve discurso y luego bajó la rampa con su hija Laura, de nueve años, para saludar a los presentes.

Brasil registra hasta el momento 101.147casos confirmados y 7.000 muertos desde el inicio de la pandemia. En la última semana, el número de fallecidos diarios superó las 400 personas.

La mayoría de los expertos considera que el pico de la pandemia está aún lejos de ser alcanzado.

Fuente: AFP

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here