Pareceria que nuestros vecinos se ponen de acuerdo con las ideas alocadas. En tanto se supo hoy que la máxima corte de Brasil ordena allanamientos contra aliados de Bolsonaro, éste insiste en desafiar a todos.

Río de Janeiro anuncia el regreso del fútbol sin público, pero con Bolsonaro en la platea

Las residencias y oficinas de un diputado federal y dos empresarios aliados del presidente Jair Bolsonaro fueron allanadas hoy por orden del Supremo Tribunal Federal (STF), que investiga una asociación ilícita de financiación de noticias falsas y amenazas contra autoridades y críticos del gobierno.

El operativo ocurre un día después de la detención de seis bolsonaristas que comandan grupos de extrema derecha acusados por la fiscalía de atentar contra la seguridad nacional al fomentar y participar de actos contra la democracia, como cuando lanzaron fuegos artificiales el sábado pasado contra la sede del STF, en la Plaza de los Tres Poderes, en Brasilia.

Como si se hubiera puesto de acuerdo con el diputado chileno que quiere exportar pacientes de coronavirus a Mendoza, en las ideas estrambóticas, el intendente de Río de Janeiro y fiel aliado del presidente, Marcelo Crivella, anunció hoy el retorno de los partidos de fútbol sin público en la ciudad como parte de la flexibilización de las restricciones por la pandemia y anticipó que el presidente Jair Bolsonaro quiere asistir el jueves al choque entre Bangú y Flamengo por el campeonato carioca.

«El presidente Bolsonaro me dijo que viene, entonces no estará totalmente vacío el estadio Maracaná«, dijo Crivella, del partido Republicanos, un pastor evangelista que es aliado del mandatario y su familia.

Entradas para visitar el estadio Maracaná (con guía en español) -

El partido con el que se retomará el campeonato carioca se jugará en el estadio Maracaná, que cumple 70 años de su construcción y en cuyas instalaciones secundarias funciona un hospital de campaña para víctimas de coronavirus.

Crivella dijo que la flexiblización de las restricciones ocurren por una «reducción de las muertes» por Covid-19 y aumento de la capacidad hospitalaria libre.

Pese a estas mejoras, Río de Janeiro es el segundo estado con más muertes en Brasil, con 7.729 fallecidos y más de 80.000 casos. En total y según el último balance oficial, el país entero se encuentra cerca de los 900.000 contagios y de las 44.000 muertes.

El intendente dijo que Flamengo y Vasco da Gama y la mayoría de los clubes del estado, con la excepción de Botafogo y Fluminense que se negaron, están a favor de volver a jugar el campeonato estadual carioca sin público.

«Ahora Flamengo y Vasco pueden volver, están autorizados. Los equipos que quieran jugar pueden jugar, los que no quieran pasan a jugar en julio«, dijo Crivella, ex yerno del poderoso bolsonarista Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y dueño de la cadena de TV Record, la segunda del país.

Los hospitales del estado de Río de Janeiro, que llegaron a tener una ocupación del 100% en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en mayo, tienen ahora una ocupación del 64%, mientras que en las salas de salud barriales, es del 57%.

En el peor momento de la pandemia, debido al colapso del sistema sanitario, las autoridades de la ciudad tuvieron que levantar un hospital de campaña en el estadio Maracaná.

Hoy Crivella minimizó que se juegue un partido de fútbol en el estadio mítico de Brasil al lado de un hospital de campaña.

«No hay problema con eso, el partido lo juegan los jugadores, entran por un portón por el que no ven el hospital. La prensa tendrá restricciones, con normas sanitarias«, explicó en una conferencia de prensa.

La Federación de Fútbol de Río de Janeiro aún no determinó el horario del partido Bangú-Flamengo del que habló el alcalde Crivella.

Al menos 16 jugadores de Vasco da Gama dieron positivo hace una semana de Covid-19.

Río de Janeiro autorizó los deportes acuáticos pero prohíbe a las personas permanecer en las playas, además de la apertura por cuatro horas del comercio en tiendas, vendedores ambulantes y shoppings.