Messi le comunicó a los directivos que no jugará en el Barcelona la próxima temporada.

En medio de una profunda crisis deportiva, el astro argentino tomó una decisión que pone fin a una relación de 20 años con el club catalán.

Así lo publicaron varios medios españoles y catalanes, que detallaron que el rosarino de 33 años pidió hacer uso de la opción de rescindir su contrato automáticamente a final de cada temporada.

El punto de evaluación, ahora, es si ese contrato finalizó el pasado 30 de junio, o si quedó enmarcado dentro de la extensión automática que decidió la FIFA, a raíz de la pandemia de coronavirus.

Esa cláusula secreta que tenía el argentino con el club, podía ejecutarse hasta el 31 de mayo y marcaba que la “Pulga”  puede irse del Barcelona, sin ningún tipo de costo económico antes que inicie el último año de su contrato.

La decisión de Messi habría sido meditada con su entorno familiar y en las próximas horas el propio rosarino lo hará saber  en un comunicado.