Con un toque de sirenas en los cuarteles de todo el país, hoy a las 11:30. se despidió a Ariel Gastón Vázquez y Maximiliano Firma Paz, caídos durante la intervención en un incendio en Villa Crespo.

Espero que Ariel y Maxi descansen en paz“, llegó a decir Alberto Crescenti antes de ponerse a llorar y alejarse del micrófono para acercarse a sus colegas.

Las sirenas de autobombas, ambulancias y móviles policiales y el sobrevuelo de los helicópteros de policía y SAME, al unísono despidieron a los servidores públicos, con el aplauso de los vecinos al paso de los vehículos que llevaron los restos mortales de Vázquez y Firma Paz.

Ariel Gastón Vázquez, era de Hurlingham, padre de dos hijos y fanático de San Lorenzo. Había estudiado en la Universidad de Morón y luego Seguridad e Higiene Laboral en el Instituto Profesional de Enseñanza Superior. También estudió en el Liceo Militar de San Martín.

Maximiliano Firma Paz tenía 38 años. Además de bombero, era piloto del Escuadrón Aereo de Rescate del SAME. Arribó en el año 1997 al cuerpo de bomberos, y durante su carrera pasó por varios cuarteles de la ciudad de Buenos Aires. Actualmente era el jefe de la estación que llegó primero al incendio de Villa Crespo.

A las dos víctimas fatales se le sumaron otros nueve bomberos heridos. Todos habían acudido a apagar el incendio que se generó en una perfumería de Villa Crespo, ubicada en la avenida Corrientes 5246, entre Scalabrini Ortiz y Malabia, donde se produjeron dos explosiones y un derrumbe. Hoy, mientras continuaban trabajando en el lugar hubo dos nuevas deflagraciones en el lugar.

Hoy, los bomberos de todo el país y los argentinos en general los despedimos y, en ellos, homenajeamos a todos los servidores públicos caídos en cumplimiento de su deber.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here