8Digital accedio a la peticion de los presos que llevan adelante un motín en el penal de Boulogne Sur Mer de la capital provincial.

1- Celeridad en el otorgamiento de prisiones domiciliarias a personas que integran grupos de riesgo enmarcados en COVID 19.
2- Pronta resolución de libertad asistida y condicional.
3- Aplicación de protocolos de salud en los complejos penitenciarios y entrega de elementos de limpieza.

La revuelta se inició aproximadamente a las 17.30, y se trata de una exigencia en torno a que se proporcione a los internos, más elementos de higiene y la liberación de personas con enfermedad o en grupos de riesgo frente al COVID-19.

El Comite Provincial de Prevencion de la Tortura emitió un comunicado detallando todos los pedidos que realizaron y fueron desestimados por las autoridades-; en el que

“En el día de la fecha Eugenio Paris, Gretel Godoy y Ana Sosino, integrantes del Comité Provincial de Prevención de la Tortura se presentan en el Complejo Penitenciario Boulogne Sur Mer a fines de entrevistar a las personas privadas de libertad que se encuentran en huelga de hambre hace aproximadamente 15 días,  a modo de protesta ante la crisis carcelaria en el marco de la pandemia. Cabe destacar que a la fecha no se han obtenido respuestas de las autoridades competentes”.

Unos 100 internos de diferentes sectores subieron a los techos para reclamar mayores beneficios ante la pandemia del coronavirus, siguiendo la línea del iniciado hace poco en el Penal de Villa Devoto.

Vecinos del barrio aledaño, manifiestan escuchar numerosos disparos en el interior de la unidad carcelaria.

Hasta el momento los revoltosos no se comunican formalmente a las autoridades del Servicio Penitenciario para transmitir sus demandas.

Varias unidades de Policía de Mendoza fueron trasladadas al lugar, en tanto se monitorea permanentemente la situación.

El gobernador Rodolfo Suárez se expresó en contra de los reclamos carcelarios y aseguró que “no está previsto facilitar las salidas de presos”. Aunque aclaró que eso “queda en manos de la Justicia“.

En el Borbollon

En el penal de mujeres, en tanto, tambien se produjeron revueltas.

Un grupo de mujeres alojadas en la Unidad 3 produjeron  la alteración del orden, que incluyó la quema y rotura de algunas instalaciones. A consecuencia de la revuelta, una interna resultó lesionada con heridas leves.

Las presas reclamaban acceder a la excarcelación en base a las excepciones que se plantean para aquellas personas consideradas de riesgo por el virus COVID-19.

Los incidentes se desataron cerca de las 14 y se informó que la situación retornó a la normalidad.