Para ello, realizará antes tests a los actores de la comunidad educativa. La ciudad más poblada del país destinará 9 millones de dólares para realizar pruebas a alrededor de 770.000 estudiantes y educadores. “La idea es definir y establecer datos que puedan orientar, saber quién está inmune y organizar el retorno de la forma más segura posible”, explicó el alcalde Bruno Covas
San Pablo, la ciudad más poblada de Brasil, realizará tests en masa a profesores y alumnos para identificar a aquellos que ya fueron infectados por el nuevo coronavirus y programar el regreso de las clases presenciales, previsto para noviembre.
De acuerdo con la Alcaldía, San Pablo destinará 50 millones de reales (unos 9 millones de dólares) para testar a alrededor de 770.000 estudiantes y educadores, lo que la convertiría en la primera ciudad del mundo en realizar pruebas en masa de ese porte.
El censo será realizado con test serológicos, que identifican la presencia de anticuerpos, y tiene como objetivo medir los índices de transmisión de coronavirus y evitar la propagación de los contagios de la COVID-19. En este sentido, el objetivo de la Alcaldía es realizar los tests a 770.000 personas, entre ellos 675.000 estudiantes, durante un plazo de entre 30 y 40 días.
“La idea es definir y establecer datos que puedan orientar a la Alcaldía, saber quién está inmune y organizar el retorno de las clases de la forma más segura posible”, explicó este viernes el alcalde de San Pablo, Bruno Covas.
San Pablo interrumpió las clases presenciales el pasado 23 de marzo, un mes después de que se identificara el primer caso de coronavirus en el país, y tiene previsto retomar a partir del 7 de octubre las clases de educación superior y extraescolares.
En tanto, el regreso de las clases presenciales de otros niveles está prevista para noviembre, aunque las autoridades están pendientes del censo serológico para determinar la fecha exacta.
Según explicó a EFE el secretario de Educación de San Pablo, Bruno Caetano, las pruebas realizadas hasta el momento indican que alrededor del 20 % de la comunidad educativa ya podría tener anticuerpos del nuevo coronavirus, aunque el dato debe ser confirmado con los tests serológicos en masa.
“Una posibilidad es que los que ya han estado infectados se reincorporen antes a las clases, pero no es un condicionante”, recalcó el secretario.
Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los líderes más escépticos sobre la gravedad del nuevo coronavirus, volvió el jueves a defender la vuelta presencial en los colegios al argumentar que, si bien “todo el mundo es susceptible de contagiarse”, a “un porcentaje enorme” de la población no le afecta en nada.

Vale decir, que Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de muertes (139.808), después de Estados Unidos, y el tercero con mayor número de casos confirmados (4.657.702), apenas por detrás de EEUU y la India.