El Ministro sostuvo que el Gobierno mantiene negociaciones con el sector exportador para generar “un precio más adecuado para los argentinos”.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que “no es razonable el aumento interanual del 70% que registró el precio de la carne vacuna en el mercado local durante el último año”. Además, confirmó que el Gobierno mantiene negociaciones con el sector exportador para generar “un precio más adecuado para los argentinos”.

El Ministro afirmó que la carne subió en promedio un 70% en el último año, a lo que definió como “un precio no razonable para la mesa de los argentinos”. A raíz de esta situación, explicó que “lo que hizo el Gobierno fue cerrar las exportaciones”, porque lo que estaba tensionando el precio del producto era el valor que había en el comercio internacional. Teniendo en cuenta que la suspensión por 30 días de las exportaciones de carne vence en esta semana, el funcionario nacional indicó que se está “en negociación con la cadena cárnica, fundamentalmente con los exportadores, para generar un precio adecuado para los argentinos y que el mismo se respete”.

Cafiero vio oportuno aclarar que tras el cierre de los despachos al exterior, de los cuales quedaron exceptuados los que tenían como destino la Cuota Hilton, la cuota 481 de exportación a Europa y los embarques a Estados Unidos cuotificados, el Gobierno pretende que los exportadores puedan traer “una propuesta firme” para desacoplar el precio internacional del local. “Han traído propuestas pero todavía no son aceptables. Estamos esperando terminar esa negociación para poder dar por resuelto con este tema y avanzar con precios más estabilizados”, disparó Cafiero.

Reconociendo que con estos valores hay dificultad en el país para acceder al alimento, explicó que además existe otra problemática. “Tenés del otro lado la tensión que ejercen los formadores de precios que quieren recuperar rentabilidad luego de haber tenido esos años de recesión”, realzó. “Quieren recuperar rentabilidad en un mes y ahí es donde el Estado tiene que arbitrar: por una lado, con programas específicos y, por otro lado, sancionando a las empresas aplicando a Ley de Abastecimiento o sanciones específicas”, finalizó  Santiago Cafiero.