En el hospital funcionan con 12 camas de terapia intensiva, de las cuales 7 son para pacientes con coronavirus.

Debido a la situación sanitaria por la segunda ola de coronavirus, el hospital Regional Scaravelli, como la mayoría de la provincia de Mendoza, trabajan al borde del colapso y prácticamente sin respiro.

Si bien por el momento no hay un colapso sanitario, la alta en los contagios se hacen notar y eso repercute directamente en la ocupación de camas de terapia intensiva. En el Hospital Scaravelli, funcionan actualmente 12 camas de alta complejidad de las cuales 7 están destinadas solo para contagiados con el virus.

Rodolfo Guillen, Coordinador del Área de Salud del Valle de Uco, dialogó con el Móvil de Canal 8 y comentó al respecto lo siguiente “Se trabaja minuto a minuto y a cama caliente”.

“En los casos moderados o leves de pacientes con coronavirus, estamos teniendo un pequeño respiro”.

Respecto a los pacientes internados en terapia intensiva y disponibilidad de camas, el propio Coordinador del Área de Salud del Valle de Uco prácticamente están siempre llenas o con muy poca disponibilidad, debido a la cantidad de casos que tenemos día a día”.

“En los últimos días hemos visto muchas personas jóvenes con el virus y que lamentablemente presentan complicaciones y terminan en terapia intensiva y su recuperación es larga y ocupan la cama durante muchos días”, finalizó Rodolfo Guillen.