Durante las últimas semanas profesionales cardiólogos expresaron su preocupación por la significativa disminución de las consultas médicas.

Los pacientes con enfermedad cardíacas “tienen más posibilidades de sufrir consecuencias de la enfermedad, pero no van a tener más posibilidades de agarrar al Covid-19. Ya que el virus agarra al que se le cruza”, aseguró el médico cardiólogo Alberto Estrada, en comunicación con este medio.

Es decir, “que aquel paciente que tenga una enfermedad cardíaca de fondo está en inferioridad de condiciones”.

Durante la cuarentena, según lo aseguró el profesional de la salud “la gente tiene mucho miedo en general, la cuarentena sirvió para ciertas cosas y para otras no”. El especialista se mostró en acuerdo en que con las medidas de aislamiento social obligatorio han resultado efectivas, pero coincide en la falta de control de la enfermedad cardiovascular que se hizo visible también a nivel mundial.

En relación a la mortalidad, “es un buen número sobre todo a consecuencia de la hipertensión” resaltó. Según las últimas cifras disponibles del Ministerio de Salud de la Nación, en 2018 fallecieron 95.676 argentinos por afecciones cardiovasculares.

Como consejo, el médico especialista en cardiología aseguró que; “Es bueno salir a caminar, es bueno realizar ejercicio porque eso mantiene mejor salud general además de mejorar la respuesta cardiovascular, pero no andar tomando frío, ya que esto permite que se asiente cualquier otro virus. Y también es importante evitar el sobre esfuerzo”.