Tras varias reuniones con los sectores de la cadena.

El domingo venció la restricción y hay expectativa en la cadena de ganados y carnes, con los que se reunirá Alberto Fernández. Se trabaja en una reapertura parcial de las ventas al exterior, pero la Mesa de Enlace adelantó que rechazarán cualquier tipo de cepo.

El Gobierno nacional ajusta los últimos detalles del nuevo esquema de exportaciones de carne vacuna que anunciará este martes.

Según trascendió, el mismo significaría una reapertura parcial de las ventas al exterior, que fueron cerradas por decisión del Presidente el 20 de mayo con el objetivo de bajar los precios del mercado interno, una meta con resultado nulo hasta el momento. “Hoy el Presidente tiene la agenda bastante cargada y el lunes feriado”. Así explicaron desde despachos oficiales los por qué de la demora de una medida que vence el domingo. Había circulado la versión de que el anuncio sería hoy, pero quedó descartado.

Si bien los funcionarios que llevan adelante las negociaciones con los exportadores de carne vacuna no brindaron más precisiones sobre las características que tendrá el nuevo esquema, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, declinó confirmar si se van a eliminar las restricciones a las exportaciones y sólo se limitó a decir, en declaraciones radiales, que las medidas tendrán como objetivo el ordenamiento de la cadena, aumentar la producción de carne y garantizar que los cortes vacunos se comercialicen en el mercado interno a precios accesibles.

Hasta la palabra oficial, solo hay versiones que siguen circulando con fuerza. En un contexto de restricciones parciales, se habla de un esquema de exportación con un cupo del 50% para junio y julio y que llegaría al 65% ya que permanecerían abiertas la Cuota Hilton y 481 a la Unión Europea, la Cuota de 20.000 toneladas anuales a Estados Unidos y habrá reapertura de la comercialización a Israel.

También en los despachos oficiales se analiza la posibilidad de prohibir la venta al exterior de los cortes populares.