Fueron las palabras de Julieta Lavarrello, abogada que acompaña a la víctima.

Han pasado dos semanas del caso de abuso en el departamento de Tunuyán, que conmocionó a la provincia. Se trata del ataque y abuso sexual que sufrió una joven por parte de tres hombres en el distrito de Villa Seca.

“Tenemos que tener en cuenta que es un caso sensible”, destacó principalmente la abogada querellante en relación al avance de la investigación. “La Fiscalía está trabajando muy bien, está trabajando contra reloj”, agregó.

“Yo como querellante estoy tratando de aportar todo lo que puedo y por otra parte trabajar desde la seguridad, por un lado de mi clienta y de su familia que han sido muy vulneradas. Ya que se ha estado filtrando información, no de la causa en sí pero sí información de ella y de su familia. Esto está plenamente protegido por la constitución nacional como por tratados internacionales, en cuanto a la protección de la mujer. Como así también, tanto el protocolo de violencia de género establece cómo llevar adelante estos casos”, aseguró.

“Es una persona que tenía el derecho de caminar por donde ella quisiera, pero parece que hay todavía muchísima gente que no lo entiende”, mencionó Lavarrello.

En cuanto al accionar de los imputados comentó que: “Este delito aberrante, ha sido cometido por un convencimiento de impunidad. De un problema que tenemos cultural, muchos hombres piensan que pueden hacer lo que quieran no solo con los cuerpos de las mujeres, sino también con la vida”.

Por último, la doctora mencionó un pedido dirigido a la comunidad, ya que se pide no brindar ningún tipo de datos de la víctima ni de su familia. “Lo que nosotros queremos es llegar a la verdad lo antes posible y por supuesto poder asegurar que no haya ningún otro tipo de delito”, finalizó diciendo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here