Lo dio a conocer la mujer a las autoridades.

Ya han pasado 8 días desde la desaparición de Guadalupe Belén Lucero en la provincia de San Luis. Con nuevas pistas, avanza la investigación para dar con el paradero de la pequeña. La niña de cinco años que es intensamente buscada, se la vio por última vez mientras jugaba con sus primos en la calle. El Gobierno ofreció una recompensa de dos millones de pesos para quien aporte datos certeros sobre lo ocurrido o información desconocida hasta el momento.

La mamá de Guadalupe Lucero, le contó a las autoridades que recibió una llamada con una “prueba de vida” y ella asegura que escuchó la voz de su hija. Esto, fue confirmado por fuentes de la investigación a aunque no podían dar certezas de que lo que haya escuchado la mujer sea la voz de la chica. Al momento, investigan todos los registros telefónicos que tomaron contacto con el teléfono familiar, según dio a conocer TN.

Sin embargo, no es la única pista del caso que surgió en las últimas horas, ya que también se dieron a conocer los chats que recibió la familia provenientes de un teléfono con característica mexicana donde aseguran que la nena está secuestrada y hasta proponen una fecha de entrega.

Siguiendo esas pistas, el primero de los chats que recibió la familia, a través de la red de mensajería WhatsApp, decía: “¿Quieres de regreso a Guadalupe viva?”. El mensaje llegó a las 2.16 de este martes a Yamila Cialone, la madre de Guadalupe. Esos mensajes, llegarían desde la ciudad mexicana de Puebla.

Si bien los investigadores son cautos y no se refieren todavía a la novedad como una pista cierta, la misma ya forma parte de la causa y es el dato más firme que tienen los familiares.

Al momento de su desaparición Guadalupe Lucero vestía una campera de color negra con corderito interno de color rosado y pantalón de calza rosado con dibujos estampados. Además de botas tipo borcegos, un buzo de algodón frisado con la palabra “Love” en el pecho y otro de lana de color blanco con pompones de colores y polera de algodón.