Juan Carlos Reveco, uno de los acusados por el crimen del Tunuyanino José Riera aseguró haberle dado un golpe en la cabeza.

José Riera fue visto por última vez con vida el 22 de enero de 2019 cuando circulaba en su camioneta Peugeot 504. Días después, sus familiares hicieron una denuncia por averiguación de paradero. En tanto, el vehículo fue encontrado y en su interior se hallaron manchas de sangre. Por el asesinato del hombre hay dos acusados.

Hoy llega a su fin el juicio por jurados que busca esclarecer el crimen del tunuyanino, el sodero ultimado a golpes. Antes de los alegatos y la sentencia, uno de los acusados reconoció ser el autor.

Durante el día de ayer, Juan Carlos Reveco, uno de los acusado, declaró durante la audiencia, confesando haber matado a la víctima al propinarle una trompada en la cabeza. El imputado descartó que la agresión hubiera sido para robarle y explicó que lo hizo “por celos”. Ya que su pareja, la otra acusada, Marcia Franco trabajaba con el Riera, y sostiene que tendrían alguna relación.

Con su testimonio, las partes acusadoras encontraron algunas inconsistencias. En primer lugar, el hombre cambió lo manifestado en la instrucción de la causa, sostenía su inocencia y apuntaba contra su novia y la familia, y  por otra parte, asegura que sólo golpeó una vez a Riera, cuando la autopsia reveló múltiples fracturas y quebraduras.

Según señaló el sitio Los Andes, las fuentes cercanas al  caso entienden que el hombre, muy complicado por las pruebas, busca descartar el móvil del robo para zafar de la perpetua e intenta salvar a la mujer.

Por otro lado, Marcia Franco,  no ha declarado en el debate y su abogada ha tratado de demostrar que no participó en el asesinato y que era víctima de violencia de género por parte de Reveco.

Finalmente hoy se conocerá la sentencia en un juicio por jurado. El fiscal Javier Pascua y la abogada querellante irán por la perpetua por un homicidio criminis causa, mientras que las defensas irán por un homicidio simple para el hombre y la absolución para la mujer.