Ayer recibió la condena. El juicio tuvo inicio el pasado 8 de marzo.

El otro acusado por el crimen del tunuyanino, Juan Carlos Rebeco, fue condenado a prisión perpetua (VER NOTA). Ahora, el juez Marcelo Gutiérrez del Barrio condenó a 15 años de prisión a Marcia Franco  por el asesinato del sodero José Antonio Riera, ocurrido hace más de dos años en Tunuyán.

El miércoles, ambos acusados habían sido hallado culpables por un jurado popular. Los doce ciudadanos consideraron que al hombre le correspondía la calificación de homicidio criminis causa, matar para alcanzar la impunidad en otro delito, por lo que lo condenaron a prisión perpetua. Mientras que a la mujer la hallaron responsable del delito de homicidio en ocasión de robo, el cual prevé penas de 10 a 25 años.

La Fiscalía, representada por el fiscal en jefe del Valle de Uco Javier Pascua, destacó el papel que tuvo la mujer en el hecho de sangre y la colocó como la ideóloga del asalto, tal como ya lo había hecho durante el debate por jurados: “Eligió la víctima, el lugar y planificó el robo”, sostuvo el representante del Ministerio Público.

El hecho

José Riera fue visto por última vez con vida el 22 de enero de 2019 cuando circulaba en su camioneta Peugeot 504. Días después, sus familiares hicieron una denuncia por averiguación de paradero. En tanto, el vehículo fue encontrado y en su interior se hallaron manchas de sangre.

Fue encontrado el 29 de enero del mismo año, el cuerpo presentaba múltiples golpes y cortes en el rostro, un traumatismo en el pecho y otro en el parietal izquierdo. Se cree que esas últimas dos lesiones le provocaron la muerte, surgió de la necropsia.

Luego, se encontró la camioneta Peugeot 504, una motosierra, un rifle de aire comprimido y un celular, los cuales le habían sustraído a la víctima.

Como resultado de la investigación, trascendió que los autores señalados eran Rebeco y Franco a quienes les hallaron los elementos robados cuando fueron a detenerlos.