Un grupo de pequeños productores tabacaleros y yerbateros de la localidad de Colonia Aurora desafió a la Prefectura abiertamente al arrebatarle un tractor que efectivos de esa fuerza habían incautado horas antes por circular sin los papeles reglamentarios.

El tractor usado había sido comprado en Brasil y cruzado en canoa eludiendo los controles aduaneros, una práctica de toda la vida en esta y otras localidades misioneras a la vera del río Uruguay, que por años estuvo aislada del resto del país y donde el productor encuentra precios mucho más convenientes.

En el video se puede ver como uno de los chacareros (en Misiones se los llama «colonos») se sube al tractor, lo ponen en marcha y arranca, mientras un efectivo de Prefectura intenta agarrarse de la parte de atrás del vehículo en un intento infructuoso por detenerlo. El resto de los chacareros gritan y celebran la audacia.

Este tipo de incidentes se vienen repitiendo de forma creciente y revelan la tensión que existe en Colonia Aurora entre los efectivos de la Prefectura y los colonos, que se defienden cada vez con más audacia de las incautaciones y secuestros a sus herramientas de trabajo, en especial a los tractores adquiridos en Brasil.

«Los brasileños venden los tractores con 5 o 10 años de uso a precios de remate porque ya los tienen amortizados y además, no existe la carga impositiva que tienen en la Argentina para esas herramientas de trabajo«, explicó Cristian Klingbeil, productor yerbatero y tealero y vicepresidente de la Asociación de Productores de Misiones (APAM).

Temen un derramamiento de sangre

«Pedimos la intervención de las autoridades provinciales, acá puede haber un derramamiento de sangre«, dijo a LA NACION, el intendente de Colonia Aurora, Carlos «Cali» Goring.

Goring, quien también es productor yerbatero, explicó que la Prefectura en los últimos tiempos cambió su forma de proceder e incrementó la tensión en Colonia Aurora. Concretamente, esa fuerza dejó de circunscribir su control al río y lo trasladó a las rutas y en algunos casos, llegó a realizar procedimientos en chacras.

«Ellos dejaron de patrullar el río, dicen que no pueden navegar por el bajo nivel y entonces se trasladaron a realizar controles a las rutas, y ellos saben que los tractores acá no tienen los papeles en regla, porque se compran en Brasil, son acuerdos de palabra y no tienen todos los papeles como cuando se compra un auto acá«, señaló.

Goring, de todas formas, diferencia la situación de los colonos que van a comprar «herramientas de trabajo« con los contrabandistas que cruzan todo tipo de mercaderías para revender y hacer negocio.

En rigor, con la cuarentena por el Covid y las fronteras cerradas en el río Uruguay se produjo una explosión de contrabando a gran escala. Los dos productos estrella son el vino y la soja argentina, que se cruza en canoas a Brasil.

Goring que apoya a los colonos y estaba con ellos cuando se produjo la recuperación del tractor, critica la postura de Prefectura de «ensañarse» con el pequeño agricultor que sólo busca herramientas para trabajar.

«Los productores no quieren salir de sus chacras en sus tractores, tienen miedo y eso genera mucho malestar«, explicó.

El exgobernador de Misiones, Ricardo «Cacho» Barrios Arrechea también defendió la posición de los productores misioneros. «Acá hay que discutir un régimen especial, porque no puede ser que se criminalice a quienes están trabajando, no se puede castigar al que trabaja«, señaló Barrios Arrechea.

 

Con contenido de la Nación y de Primera Edición (Misiones)