Fue establecido a través de un decreto.

La provincia de Chaco, tomó una llamativa medida, le cortarán la luz a quienes organicen fiestas clandestinas: el gobernador Jorge Capitanich firmó un decreto en el que adaptó y engrosó las limitaciones a nivel provincial. Entre otras medidas, habilitó a las empresas estatales de servicios públicos a cortar el suministro a aquellos usuarios que lo utilicen para incumplir las directivas establecidas.

De esta manera y mediante una disposición especial, la normativa especifica que en caso de que se violen las disposiciones nominadas por el Gobierno, “se faculta a las empresas del estado provincial prestadoras de servicios públicos a arbitrar los medios y a ejercer las acciones necesarias a fin de verificar si el inmueble en cuestión, cuenta con suministro en forma regular y se encuentra habilitado en legal forma”.

La medida se tomó debido a que apesar de la normativa y de la restricción de circular de 00 a 6, los chaqueños están indignados porque continúan organizándose fiestas clandestinas a través de redes sociales.