La provincia de Chaco permanece en alerta debido al estado de salud del gobernador Jorge Capitanich luego de que dos ministras con las que mantiene estrecho contacto hayan dado positivo en la prueba de coronavirus.

Chaco es la primera provincia en haber implementado una cuarentena de manera obligatoria, inclusive antes del aislamiento en todo el territorio nacional dispuesto por el presidente Alberto Fernández el 20 de marzo último, y aun así no sólo no pudo frenar la circulación viral sino que es el tercer distrito del país con mayor cantidad de casos confirmados de COVID-19, la enfermedad respiratoria que causa el nuevo coronavirus, después de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, según el monitoreo epidemiológico del Ministerio de Salud de Nación.

Las afectadas son Marta Soneira, ministra de Desarrollo Territorial y Ambiente, y Gloria Zalazar, ministra de Seguridad. Ambas funcionarias se contagiaron de Covid-19 y permanecen aisladas. En el caso de Soneira, la propia ministra compartió la noticia a través de su cuenta personal de Facebook. «Me encuentro en cuarentena (…) Di positivo en el hisopado que solicité se me realice ante el mínimo síntoma que tuve. Es responsabilidad y compromiso de todos cuidarnos«, compartió la empleada estatal en la red social.

En tanto el resto de la cúpula ejecutiva de la provincia norteña, incluido Capitanich, fueron sometidos a los correspondientes hisopados para descartar sospechas. La información fue confirmada de manera oficial al Ministerio de Salud de la Nación por la oficina de Información Pública y por el propio ministerio de Salud Pública de Chaco.

Por ahora no está confirmado el nexo epidemiológico de ambos casos, situación que está siendo investigada por estas horas y que, según confirmaron fuentes gubernamentales, ha llevado mucha preocupación a la «mesa chica» de Capitanich.

Chaco fue la primera provincia del NEA en registrar casos positivos de COVID-19. Corrientes confirmó su primer caso el 20 de marzo, Misiones el 28 del mismo mes y Formosa recién el 9 de junio. Varios de los contagios que se dieron posteriormente en Corrientes fueron por contacto estrecho con casos positivos de Resistencia.

El último parte epidemiológico oficial señala que Chaco tiene 1.250 casos confirmados, 516 recuperados y 70 personas fallecidas. Las otras provincias del NEA presentan una realidad muy distinta: Corrientes tiene 100 casos positivos (13 activos); Misiones 37 (8 activos y 2 personas fallecidas); y Formosa, 26 (aún no fueron cargados en el Sistema Nacional de Vigilancia Sanitaria, SNVS 2.0).

Estas tres provincias tienen cuarentena flexibilizada, con reuniones familiares y prácticas deportivas habilitadas, entre otras actividades.

El monitoreo del Gobierno chaqueño detalla los principales focos de contagios. Uno de ellos, entre el personal de salud del Hospital Perrando, el más importante de la provincia. También, hubo contagios en clínicas y sanatorios privados, un centro de diálisis y hasta en un retiro espiritual. En el último mes, los focos se trasladaron a los barrios populares y de comunidades indígenas, siendo uno de los más afectados el Gran Toba de Resistencia, con más de 150 casos positivos.

El Área Metropolitana del Gran Resistencia concentra hoy más del 95% del total de los casos de la provincia. Chaco tiene cerca de 1,2 millón de habitantes y en el Gran Resistencia viven más de 410.000. Según datos del Indec, en el primer semestre de 2019, el Gran Resistencia aglutinaba el 36% de los hogares y casi el 47 % de la población bajo la línea de la pobreza.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here