La Fragata Libertad permanecerá en Valparaíso hasta el próximo 3 de septiembre e iniciará luego una travesía de más de un mes que incluirá diversas prácticas de navegación para posteriormente arribar al puerto peruano de El Callao donde el buque tendrá una activa participación en los actos relacionados con el bicentenario naval del Perú.

En este marco, una inesperada decisión sanitaria del Palacio de la Moneda causó la suspensión de todas las actividades que la Fragata Libertad tenía previsto hacer en Valparaíso.

Si bien el Gobierno argentino envió a la administración de Piñera una carta oficial aceptando las nuevas instrucciones del Ministerio de Salud de Chile, que complicaron a la tripulación de la Fragata, en Casa Rosada llamaron especialmente la atención las inesperadas formalidades sanitarias que se aplicaron al buque-escuela argentino en medio de la crisis diplomática causada por el avance chileno sobre territorio nacional.

Por esta razón, la agenda prevista se canceló por la rigurosidad de las medidas ordenadas por el Ministerio de Salud de Chile, que sorprendieron al ministro de Defensa, Jorge Taiana, y al canciller Felipe Solá. 

Esas medidas son imposibles de cumplir. Por lo tanto, nadie bajará ni subirá de la Fragata Libertad”, aseguró un vocero de la Casa Rosada a Infobae.

La tripulación de la Fragata Libertad permanecerá a bordo y sólo se tomará contacto con la marina chilena para formalizar un intercambio de presentes y hacer tareas de reaprovisionamiento. 

Con información e imagen de NA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here