Se respetan estrictos protocolos.

Alumnos de niveles Primario y Secundario, la Modalidad Técnica y Trabajo y Centros de Capacitación para el Trabajo (CCT), volvieron a la presencialidad en el marco del período de apoyo escolar a las trayectorias débiles y la recuperación de saberes, y de regreso a las prácticas profesionalizantes.

Con el distanciamiento correspondiente, y cumpliendo las medidas que señalan los protocolos sanitarios, las escuelas de Mendoza retomaron sus actividades presenciales durante el mes de febrero, lo cual permitió que 54.000 estudiantes, retornaran.

Desde el 10 de febrero se regresó a la presencialidad con el objetivo de recuperar los aprendizajes que los alumnos no tuvieron el año pasado, lo cual debilitó sus trayectorias escolares, y las prácticas profesionalizantes, en el caso de la escuelas técnicas, no obstante que las instituciones educativas mantuvieron de cerca el contacto con sus estudiantes, de acuerdo a la gran tarea realizada por todo el cuerpo docente.

Con la presencialidad y la posibilidad de alternancia, en víspera del comienzo de clases en toda la provincia, previsto para este lunes 1 de marzo, se persigue que los docentes entreguen durante las clases presenciales todo el material para que cada alumno consiga trabajar de manera autónoma, a fin de evitar cualquier sobrecarga laboral para los profesionales de la educación.