La medida afectaría directamente al precio del boleto de los colectivos.
El gobernador, Rodolfo Suárez, decretó el 2 de enero el congelamiento de la tarifa de micros por seis meses, se dispuso seguir con el mismo precio del boleto, teniendo en cuenta que desde Servicios Públicos admitían que no era el momento propicio para aumentarlo, en medio de la crisis.
Además, a fines de enero se confirmó que la Nación entregaría $ 180 millones en subsidios, que representaban “el triple de lo que se recibía el año pasado”, según el titular de Servicios Públicos, Natalio Mema.Pero de ese monto sólo se efectivizaron los primeros pagos . “El subsidio llegó hasta mayo, que llegó a fines de junio y no ha llegado junio, ni julio ni agosto, que era lo que estaba previsto en el segundo convenio que se firmó con la Nación”, confirmó Mema.Sin embargo, el Gobierno Nacional planea terminar con los subsidios nacionales que ha estado entregando a las provincias para el transporte público de las 23 provincias del Interior, con excepción del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), lo que significa una muy mala noticia para Mendoza, que atraviesa problemas económicos, centrados en los desplomes en la recaudación y también la coparticipación.La alternativa que prevé la Nación son préstamos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP), lo que generó el rechazo de la oposición que actualmente analizan la ampliación del Presupuesto 2020. Es decir, que las provincias deberán endeudarse para sostener el transporte.Si persiste esta idea, será un golpe en las arcas de los gobiernos provinciales, entre ellos el de Mendoza, quese verá en problemas para mantener una tarifa del transporte público de pasajeros como la que tiene hoy.

El problema se agrava con la pandemia del coronavirus, ya que así como se ha mantenido un boleto a $ 18 (tarifa plana), no se ha visto lo mismo con las ganancias por las transacciones que, paralelamente, han caído abruptamente por la cuarentena establecida a nivel nacional.

Desde Servicios Públicos seguirán atentamente hoy el tratamiento del Presupuesto en Diputados porque de lo que allí se determine dependerá si hay o no modificaciones en la tarifa del pasaje. Mendoza está haciendo esfuerzos muy grandes desde lo fiscal para mantener el sistema de transporte funcionando sin aumentar el boleto. Por el momento no está en carpeta aumentar el boleto”, dijo el funcionario.

Pero esperaremos el tratamiento en Diputados de la media sanción del Presupuesto a ver qué se termina finalmente incorporando de partidas para el interior, agregó

La noticia de la quita de subsidios despertó el malestar en los legisladores nacionales del interior del país,teniendo en cuenta que se trataría de un nuevo caso de discriminación al resto de las jurisdicciones.

Fue el secretario de Hacienda de la Nación, Raúl Rigo, quien dio detalles, al indicar en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja del Congreso el martes, que los subsidios al Transporte subirán unos $ 25.300 millones para lo que resta del año, pero añadió que el Fondo de Compensación, que es de donde se entregan los subsidios a las provincias,“se ejecutó de forma completa”.

La propuesta para lo que queda del año es que, cuando hablamos de asistencia financiera a provincias y de asistir entre otros conceptos, estamos proponiendo que incluyan todas sus necesidades de financiamiento. Incluso las asignaciones al transporte, que sean consolidadas en las presentaciones y serán contempladas con otras necesidades”, agregó Rigo.

El legislador radical tucumano José Cano, presidente de la comisión de Transporte de Diputados, denunció que “el gobierno le garantiza al AMBA $ 25.300 millones de pesos para seguir sosteniendo los subsidios al transporte, mientras que, a las provincias, a partir de agosto, deberán endeudarse si desean ampliar las partidas”, señaló a La Capital de Rosario.

“Trabajamos durante dos meses proyectos como el Fondo Federal de Transporte y nacionalización de la tarjeta SUBE que buscaban la equidad en la distribución federal de subsidios, pero vino el secretario de Finanzas y nos anunció que el fondo compensador de las provincias se agota en agosto”, agregó.

En tanto, un informe de La Nación, marca que el gobierno de Alberto Fernández envió en el primer cuatrimestre del año el 85% de los subsidios a Buenos Aires. En números, de los $ 39,53 millones de pesos para subsidios al transporte público urbano, sólo $ 5,9 millones se distribuyeron a todas las provincias mientras que $ 33,6 millones fueron a parar a la administración de Axel Kicillof.

Con contenido de La Nación