El riesgo de la falta de cuidados en el marco de las flexibilizaciones, es muy alto.

Un repentino brote de coronavirus provocado por un mate que algunas personas compartieron en un gimnasio, dejó más de una decena de infectados, mientras que otras 120 personas fueron aisladas.

La serie de contagios de COVID-19 fueron detectados en los últimos días y que tendrían como foco principal a “un grupo reducido” de personas compañeras en un gimnasio local resultó en 18 personas afectadas y que permanecen aisladas e internadas.

Otras 120 personas fueron aisladas en Colón a la espera de los resultados de las pruebas a las que fueron sometidos, mientras que todo el departamento ubicado en el este entrerriano debió regresar a la fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio por 14 días, ya que hay transmisión del virus por conglomerado.

La directora del hospital local, Norma Hernández, nos decía que ve algunas conductas que todavía no se han podido revertir, el mate y las reuniones entre amigos, foco por el cual se desarrolló todo este contagio“, dijo José Luis Walser, intendente de Colón.

Además, las localidades vecinas Liebig y San José (con tres nuevos casos) también volvieron a la fase 1 del aislamiento, mientras en el resto de la provincia comienza la etapa de distanciamiento social.

El jefe comunal pidió a la población “tomar conciencia que la principal herramienta es el trabajo que haga cada uno saliendo lo mínimo e indispensable de la casa, cumpliendo con todas las medidas de higiene“.

La gente está muy enojada con lo que pasó, se había recuperado actividad y estábamos en una fase de flexibilización casi absoluta“, dijo Wasler.

El intendente solicitó “convertir esa bronca y zozobra en responsabilidad“. También detalló que inició un procedimiento ante el juez federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, por el incumplimiento al aislamiento que generó el pico de casos.

Colón, ciudad de la provincia de Entre Ríos, en el noreste de Argentina, ubicada en las orillas del río Uruguay, no es la primera ciudad que debe volver a la fase más dura del aislamiento social ante la irresponsabilidad ciudadana, ya que sucesos similares se vivieron en otras localidades como Necochea, Tandil y Olavarría, todas en la provincia de Buenos Aires.

Fuente: Telam